10 de diciembre de 2012

En mi opinión...


La música electrónica esta en auge en nuestra provincia, cada día que pasa hay un nuevo adepto a esta cultura y esto hace que el número de eventos que se celebran también aumente. Nuevos colectivos aparecen en la escena y se suman los que ya habitan en este movimiento, se crean vinculos entre ellos y surgen colaboraciones entre sus miembros. No vamos a mentir, al igual que en todos los movimientos culturales no existe toda la unión que parece haber, pero eso no es un impedimento para seguir creciendo y aprendiendo.

Por otra parte, el boom de la electrónica hace que los clubs se interesen en atraer público que antes no pretendían. Hace no demasiados años era complicado escuchar drum&bass o raggajungle en algún club de la zona, y si esto se producía era precisamente por el trabajazo de los colectivos que se dejaban la piel, en buscar algún lugar donde poder realizar fiestas, en complementar sus equipos de sonido o incluso para traer algún artista reconocido del panorama internacional; aunque esto ultimo de forma esporádica. Las salas donde se celebraban estas actividades ponían unas condiciones muy estrictas, en algunos casos incluso había hora limite para cortar el Dnb porque "a las X horas la sala empieza con el bakalao" y no podian dejar fuera a su publico habitual. En otros casos no querían saber nada en cuanto escuchaban las palabras DrumAndBass. Normalmente los que seguíamos la cultura de graves nos encontrabamos de tanto en tanto en los montes, alli dábamos rienda suelta al disfrute y practicamente nos conocíamos todos. Aunque como dije arriba nunca existe un movimiento 100% unido, la gracia de la gente que allí se veía era el respeto hacia la persona con la que compartías subgraves.

Ahora es un momento en el que algunas salas nos abren sus puertas, y eso es algo que debemos aprovechar. Es una forma de llegar a más gente, de que los dj's conquisten cada vez a más publico, y este movimiento se extienda aún más. Aunque al mismo tiempo mirar de reojo, porque la gravedad afecta con más fuerza de la que nos impulsamos. 
Lo que quiero decir es que la electrónica igual que sube, bajará, los que siempre han estado seguirán, y habrá mucha gente nueva que se quedará para seguir dándole vida a lo nuestro. Las salas no son más que un negocio, que dependiendo de quien lo regente se dirigirá a un público u otro, y no por esto debemos olvidar donde hemos crecido. Lógicamente cualquier artista de cualquier campo quiere crecer, y tener herramientas es muy importante para hacerlo, pero es importante saber en quien confiar y en que medida, porque cuando algo está de "moda" aparecen oportunistas por todas partes y para cualquier cosa.

Actualmente es difícil controlar a la bestia, cuando un sonido esta en plena expansión es complicado redirigirlo. Personalmente desconozco hacia donde se dirige esta cultura y cuanto puede llegar a crecer, lo que está claro es que los que nos envolvemos de ella tenemos que llevarla hacia arriba pero manteniendo la calidad de siempre. Sobre todo llevar nuestra esencia allá donde vayamos. Aprovechando este tirón en los clubs, aún sabiendo que lo mismo mañana volvemos a tener cerradas las puertas.

Esta es una opinión personal, no es necesario que la compartas.

P.L.U.R.


No hay comentarios:

Publicar un comentario